De reactivo a proactivo: Elaboración de una estrategia de recuperación ante desastres preparada para el futuro

En medio del dinámico panorama digital actual, las empresas operan en ecosistemas de TI cada vez más complejos. La rápida progresión de la tecnología y los requerimientos del negocio cambiantes exigen un plan de recuperación ante desastres con visión de futuro; uno que pueda proporcionar verdadera resiliencia y agilidad frente a las perturbaciones y amenazas modernas. Este artículo explorará la importancia de adaptar los planes de recuperación para que puedan seguir el ritmo de la evolución de los ecosistemas de TI y examinará los componentes fundamentales necesarios para construir una estrategia preparada para el futuro.

 

Por qué las estrategias de recuperación deben adaptarse al panorama cambiante de los ecosistemas de TI.

En esta era de transformación digital, el panorama de la infraestructura de TI cambia continuamente, alejándose de las configuraciones locales tradicionales hacia entornos híbridos y de múltiples nubes. Estos cambios traen consigo beneficios y desafíos. Las organizaciones ahora tienen acceso a recursos escalables, mayor flexibilidad y colaboración mejorada. Sin embargo, también enfrentan complejidades a la hora de gestionar diversas plataformas, garantizar la seguridad de los datos y mantener un rendimiento constante.

Además, las tecnologías emergentes como la inteligencia artificial (IA), el Internet de las cosas (IoT) y la tecnología de punta están revolucionando la forma en que operan las empresas. Tendencias como el trabajo remoto, las regulaciones de privacidad de datos y las crecientes amenazas cibernéticas dan forma aún más al ecosistema de TI. A medida que el panorama continúa progresando y transformándose, las estrategias de recuperación deben evolucionar para abordar estos factores dinámicos.

Tomarse el tiempo para validar que los planes de recuperación estén alineados con el estado actual del entorno de TI de su organización le permitirá hacer varias cosas:

  • Garantizar la continuidad del negocio

Una estrategia de recuperación preparada para el futuro es esencial para garantizar operaciones del negocio ininterrumpidas. Al adaptarse a la evolución de los ecosistemas de TI, las organizaciones pueden minimizar el tiempo de inactividad, mantener la satisfacción del cliente y preservar la reputación de su marca. No mantenerse al día con los avances tecnológicos puede provocar costosas interrupciones y pérdida de oportunidades. Esto significa mantenerse al día con las versiones y parches de software, mantener la planificación de recuperación ante desastres actualizada y probada, y estar informado sobre las amenazas más recientes.

  • Mitigar riesgos e incertidumbres

Los avances tecnológicos, las fallas de los sistemas, las amenazas cibernéticas y los desastres naturales plantean riesgos importantes para las empresas. Una estrategia de recuperación preparada para el futuro ayuda a mitigar estos riesgos incorporando medidas proactivas, garantizando la protección de datos y permitiendo una recuperación rápida en caso de un incidente. Esto permite a las organizaciones navegar por las incertidumbres y mantener la capacidad de recuperación ante posibles interrupciones.

 

Elementos clave de una estrategia de recuperación preparada para el futuro.

La estrategia de recuperación adecuada brindará a las organizaciones el control y la capacidad de respuesta para enfrentar los riesgos tanto de hoy como de mañana. Los elementos clave de una estrategia preparada para el futuro incluyen:

  • Evaluación integral de riesgos

Las organizaciones deben realizar una evaluación de riesgos exhaustiva a través de un Análisis de Impacto al Negocio (BIA) para identificar vulnerabilidades y priorizar los esfuerzos de recuperación. Considere factores internos como la confiabilidad de la infraestructura operativa, la integridad de los datos y las dependencias de las aplicaciones, así como factores externos como el cumplimiento normativo y las amenazas emergentes. Esta evaluación constituye la base para diseñar una estrategia de recuperación eficaz.

  • Soluciones de recuperación escalables y flexibles

Una estrategia de recuperación preparada para el futuro debe ser escalable y flexible para adaptarse a los entornos de TI cambiantes y las necesidades comerciales. Por ejemplo, los servicios de recuperación basados ​​en la nube ofrecen escalabilidad y asignación de recursos bajo demanda, y la automatización y orquestación agilizan los procesos de recuperación, reduciendo el tiempo de inactividad y mejorando la eficiencia. Al aprovechar estas tecnologías, las empresas pueden lograr agilidad y capacidad de respuesta en sus capacidades de recuperación.

  • Modelos de recuperación híbrida

La recuperación híbrida combina soluciones locales y basadas en la nube para crear una arquitectura de recuperación sólida y flexible. Permite a las empresas aprovechar la colocación y las infraestructuras de nube pública y privada, garantizando redundancia, replicación de datos y recuperación rápida en caso de un desastre. Los modelos de recuperación híbridos proporcionan un enfoque equilibrado que optimiza los costos, el rendimiento y la seguridad.

 

Mejores prácticas para un enfoque proactivo de la recuperación.

En la búsqueda de una estrategia inquebrantable de recuperación ante desastres, adoptar un enfoque proactivo no es sólo una elección sino una necesidad. Al adoptar las mejores prácticas que anticipan los desafíos antes de que surjan, las organizaciones pueden afrontar las interrupciones con resiliencia y confianza. En esta sección, profundizamos en las mejores prácticas fundamentales que forman la base de una estrategia proactiva de recuperación ante desastres, que permite a las empresas ir un paso por delante en la protección de sus operaciones críticas.

  • Evaluaciones y actualizaciones periódicas

Una estrategia de recuperación preparada para el futuro requiere evaluaciones y actualizaciones continuas. Las organizaciones necesitan revisar y perfeccionar periódicamente su estrategia, para que siga alineándose con los ecosistemas de TI en evolución, las tecnologías emergentes y los requerimientos de negocio cambiantes. Luego, implementar un seguimiento y una evaluación continuos para garantizar la eficacia de esa estrategia a lo largo del tiempo.

 

  • Monitoreo proactivo del estado de TI

Al monitorear continuamente la salud y el estado de los sistemas, aplicaciones y componentes de infraestructura de TI, las organizaciones pueden anticipar problemas potenciales, optimizar la asignación de recursos y mantener la agilidad necesaria para adaptarse a los panoramas tecnológicos en evolución.

  • Pruebas frecuentes de DR con automatización

Al simular periódicamente escenarios de recuperación del mundo real, las organizaciones identifican vulnerabilidades, mantienen la compatibilidad con tecnologías emergentes, reducen los riesgos y logran confianza operativa. La automatización agiliza los procesos de recuperación, acelera la restauración del sistema y proporciona resultados consistentes y auditables, lo que respalda los esfuerzos de escalabilidad y cumplimiento. Además, esta práctica fomenta una cultura de preparación y facilita la toma de decisiones informadas, lo que en última instancia mejora la resiliencia y la preparación de la organización para afrontar las interrupciones con certeza.

  • Gestión de desviaciones

Las configuraciones y los entornos cambian. Al monitorear y rectificar proactivamente las desviaciones de configuración a través de la gestión de desviaciones, las organizaciones pueden garantizar que los planes de recuperación sigan siendo precisos y relevantes, protegiendo contra inconsistencias durante los esfuerzos de recuperación reales. En un ámbito de negocio en rápida evolución, la gestión de desviaciones es una piedra angular para mantener la integridad y la preparación operativas, ya que garantiza que los planes de recuperación sigan el ritmo de los cambios tecnológicos y los desafíos emergentes. Para mantenerse a la vanguardia, es esencial introducir controles de recuperación ante desastres en los procesos de gestión de cambios. Algo tan simple como un campo de entrada obligatorio en su ticket de cambio que pregunta: «¿Cómo afecta esto a la recuperación ante desastres?» es un buen lugar para empezar.

 

  • Colaboración y experiencia

Las organizaciones deben considerar colaborar con expertos en recuperación y aprovechar esa experiencia para construir y mantener una estrategia que resista el paso del tiempo. Asociarse con un proveedor de servicios de recuperación confiable ofrece acceso a conocimientos especializados, herramientas avanzadas y mejores prácticas. Su experiencia y orientación pueden ayudar a navegar las complejidades de los ecosistemas de TI en evolución y garantizar resultados de recuperación óptimos.

 

Próximos pasos: Crear una estrategia de recuperación que esté lista para cualquier cosa

Crear una estrategia de recuperación preparada para el futuro es imperativo para las empresas que operan en ecosistemas de TI dinámicos. Al comprender el panorama cambiante, reconocer la importancia de la adaptabilidad e incorporar elementos clave como la evaluación de riesgos, la escalabilidad y los modelos híbridos, las organizaciones pueden prepararse para los desafíos que se avecinan. Aproveche la oportunidad de crear una estrategia de recuperación que no solo aborde el presente, sino que también anticipe el futuro, empoderando a su equipo y permitiendo que su negocio prospere en el panorama digital en constante evolución.

ERIN STEINMETZ es vicepresidenta senior de marketing de Recovery Point Systems.

.

Comentarios

Deja un comentario

COMPARTIR

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Terremotos: predecir lo impredecible

Durante el punto álgido de la pandemia, la mayoría de las organizaciones dejaron de realizar viajes de negocios por completo. Otros elevaron la autorización para viajes relacionados con negocios a los niveles más altos de C-Suite, asegurando una visión de arriba hacia abajo de los costos y las posibles ramificaciones reputacionales de viajar cuando otros no lo hacían.

Leer Más >>

Desinformación sobre desastres

Durante el punto álgido de la pandemia, la mayoría de las organizaciones dejaron de realizar viajes de negocios por completo. Otros elevaron la autorización para viajes relacionados con negocios a los niveles más altos de C-Suite, asegurando una visión de arriba hacia abajo de los costos y las posibles ramificaciones reputacionales de viajar cuando otros no lo hacían.

Leer Más >>

Predicciones de seguridad y ciberseguridad para 2024

Durante el punto álgido de la pandemia, la mayoría de las organizaciones dejaron de realizar viajes de negocios por completo. Otros elevaron la autorización para viajes relacionados con negocios a los niveles más altos de C-Suite, asegurando una visión de arriba hacia abajo de los costos y las posibles ramificaciones reputacionales de viajar cuando otros no lo hacían.

Leer Más >>

Lecciones posteriores al desastre: qué se debe aprender y cómo

Durante el punto álgido de la pandemia, la mayoría de las organizaciones dejaron de realizar viajes de negocios por completo. Otros elevaron la autorización para viajes relacionados con negocios a los niveles más altos de C-Suite, asegurando una visión de arriba hacia abajo de los costos y las posibles ramificaciones reputacionales de viajar cuando otros no lo hacían.

Leer Más >>

El factor Blockchain: cómo superar desafíos clave y abrazar el nuevo futuro

Durante el punto álgido de la pandemia, la mayoría de las organizaciones dejaron de realizar viajes de negocios por completo. Otros elevaron la autorización para viajes relacionados con negocios a los niveles más altos de C-Suite, asegurando una visión de arriba hacia abajo de los costos y las posibles ramificaciones reputacionales de viajar cuando otros no lo hacían.

Leer Más >>

Prácticas de protección de datos y ciberseguridad a considerar al administrar una pequeña empresa

Durante el punto álgido de la pandemia, la mayoría de las organizaciones dejaron de realizar viajes de negocios por completo. Otros elevaron la autorización para viajes relacionados con negocios a los niveles más altos de C-Suite, asegurando una visión de arriba hacia abajo de los costos y las posibles ramificaciones reputacionales de viajar cuando otros no lo hacían.

Leer Más >>