EL VIRUS ZIKA Y LA CONTINUIDAD DEL NEGOCIO

02 Feb 2016

Aunque no es noticia de primera plana, se han generado algunos artículos acerca del virus, su efecto en las mujeres embarazadas y su rápida propagación a través de América del Sur y el Caribe. Un brote importante que ocurre en Brasil en este momento y los Juegos Olímpicos que tendrán lugar en Río a finales de este año, es uno de los ángulos que los medios de comunicación están tomando en sus historias.

Entonces, ¿qué es y cuáles son sus efectos? He aquí algunos hechos:

• El virus fue identificado por primera vez en África en 1947.

• Actualmente tiene una gran propagación América del Sur y el Caribe y está avanzando hacia el EE.UU. con los últimos casos en Panamá.

• Se puede contraer de manera similar a la malaria, a través de la picadura de un mosquito.

• Para la mayoría de las personas los síntomas serán fiebre leve que dura 2-3 días con síntomas de dolores de cabeza leves, erupción maculopapular, malestar, conjuntivitis y dolores en las articulaciones. Algunas personas no saben que han tenido la enfermedad.

• En la actualidad no se conoce ningún tratamiento o cura.

• El principal problema es que si una mujer embarazada contrae la enfermedad en el primer trimestre del embarazo hay una relación con daños al cerebro y la microcefalia. La microcefalia es cuando un niño nace con una inusual cabeza pequeña que puede conducir a un afectado desarrollo del cerebro.

• Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las autoridades sanitarias brasileñas reportaron más de 3,500 casos de microcefalia entre octubre de 2015 y enero 2016, pero el espectro completo de los resultados que podrían estar asociados con la infección durante el embarazo y los factores que pueden aumentar el riesgo del feto aún no se entienden completamente.

• También ha habido un caso en que el virus se ha transmitido de una mujer a un hombre a través de relaciones sexuales sin protección.

• Los mosquitos que transmiten el virus viven en lugares tropicales por lo que es muy poco probable que la enfermedad se propague a Reino Unido o en el norte de las Américas. Hay un mapa de la propagación en la Wikipedia.

Entonces, ¿qué significa esto para nosotros como personas de Continuidad del Negocio?

Para mí, los problemas principales se relacionan con personas que viven en zonas de brotes donde la enfermedad y los mosquitos son frecuentes. Sin alguna cura en la actualidad, yo tomaría las precauciones normales para prevenir la malaria. Asegúrese, siempre que sea posible, que no sea picado por un mosquito, con el uso de insecticidas y la menor exposición de piel como sea posible. Esto puede ser difícil, ya que este mosquito, a diferencia del mosquito de la malaria se alimenta principalmente de día. La segunda actividad es tratar y limitar las zonas en donde los mosquitos se reproducen. A ellos les gusta el agua inmóvil, por lo que mediante el uso de insecticidas y deshacerse del agua se reduce el número de mosquitos y el riesgo de ser picado por uno infectado.

Creo que tenemos que identificar si alguno de nuestros empleados va a viajar a un área afectada por el brote. A continuación, debemos hacer una evaluación de riesgos para determinar si debían ir o no. Yo sugeriría que cualquier persona que está embarazada no debe ir. Si usted va a desarrollar una política para su organización respecto al Zika, debe consultar con un médico le aconseje adecuadamente sobre las precauciones que deben tomarse y ayudarle a escribir las directrices de dicha política.

¿Si tiene personal en los países afectados debería evaluar la posibilidad de retirarlos o al menos a sus dependientes si están en riesgo? Si usted no puede ofrecer esto, entonces debe estudiar temas de recursos humanos asociados al Zika y ser capaz de ofrecer la orientación e información sobre el virus a las familias.

Si su organización tiene una filial o sucursal en zona de infección ¿Cuál sería la política y orientación al personal?. Es posible que desee hablar con su proveedor de seguro médico para ver si están proporcionando orientación o han puesto algún límite en la cobertura de su póliza.

Si alguien de su personal va a viajar a la zona de la infección de vacaciones, ¿debe ofrecerle alguna orientación? ¿o no es parte de su responsabilidad, ya que es una actividad que se llevará a cabo en tiempo libre y no es responsabilidad de su organización?

Una de las funciones del Gestor de la Continuidad del Negocio es identificar nuevas amenazas y garantizar que la organización esté preparada para ellas. Si podemos identificar las amenazas antes de que sean de conocimiento general de su personal, le daremos a nuestra organización la oportunidad de prepararse, establecer y acordar su política y posición con respecto a ellos. Así que sugiero leer sobre el virus, evaluar la exposición al riesgo de sus organizaciones y luego discutir sus hallazgos con el Sponsor de Continuidad o la alta dirección de la organización.

Un Banco se enfocará mucho sobre cumplir con sus requerimientos regulatorios mientras una empresa de manufactura querrá asegurar la continuidad de su cadena de suministro.

En todos los casos aplicamos y ejecutamos de forma clásica las etapas de nuestro programa de GCN incluyendo el Análisis del Impacto en el Negocio (AIN), la Evaluación de Riesgos (ER), el Diseño de las Estrategias de Continuidad del Negocio y la implementación de los planes con sus pruebas.

Sin embargo ¿la continuidad del negocio debería ser tan clásica en cuanto a su implementación? ¿O debería enfocarse en sus prioridades o las realidades operacionales de su organización?

De ninguna manera, un enfoque o filosofía única para la implementación de un programa de GCN nos será benéfico. Una organización debería tomar en cuenta sus estrategias (planificar su futuro) y su realidad operacional (vivir el presente).

Ahora, ¿cómo ese análisis nos puede servir? La GCN no es solamente un tema regulatorio y tampoco un “hobby”. La GCN tiene todo su valor en la capacidad que una organización recibirá para proteger y asegurar la continuidad de sus operaciones.

Mientras ejecutamos los pasos clásicos de implementación de un programa y un sistema o programa de GCN, es indispensable que nos involucremos en el terreno y en la protección de nuestras operaciones.

¿Cuáles podrían ser las 3 prioridades operacionales de nuestras actividades como encargados de la Continuidad del Negocio?

Gestión de Crisis

El proceso de gestión de crisis en una organización debería ser nuestro primer plan y prioridad. Independientemente de todos los otros aspectos de la GCN, ese plan permitirá a la organización enfrentarse con cualquier evento mayor que sea operacional, financiero o reputacional. No se requiere AIN o ER para crearlo. Ese proceso requiere además el involucramiento de la más alta dirección de nuestra organización, lo que puede asegurar más efectividad y consciencia para la implementación de los pasos siguientes dentro de nuestro programa.

Desastre Natural

Todos los países están expuestos a unos eventos naturales que pueden impactar de forma muy importante nuestras operaciones. ¿Qué tenemos al día de hoy para prepararnos, responder o gestionar las consecuencias de ese tipo de desastres? ¿Existe algún plan o proceso? ¿Tenemos un equipo listo para asegurar la gestión de emergencias? Si no tenemos algo al respecto, cualquier sea nuestro enfoque como encargados de la Continuidad la del Negocio, la realidad de nuestro ámbito natural debería ser nuestro primer requerimiento “regulatorio”.

Pruebas y Ejercicios

¿Y si ya tenemos nuestros planes? ¿O un programa que estamos ejecutando? Un plan de Continuidad del Negocio no puede existir sin un ejercicio o una prueba del mismo. Una vez los planes han sido implementados, la ejecución de los ejercicios es clave para asegurar la continuidad de nuestro negocio. Un cronograma preciso, unos escenarios bien definidos y una buena sensibilización del personal nos permitirá sacar provecho de esas pruebas. Con un enfoque sobre esa etapa de nuestro programa, garantizaremos la buena recuperación de nuestras operaciones con un personal entrenado y preparado.

Charlie Maclean-Bristol

Director de PlanB Consulting

Charlie Maclean-Bristol es miembro de Business Continuity Institute (BCI), Director de PlanB Consulting y Director de Capacitación en Business Continuity Training.

COMPARTIR

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Preparándose para un BIA

Este artículo es para aquellos que prefieren volver a ese Uber y continuar la fascinante conversación sobre el clima o sentarse a escuchar las repeticiones del tío David de los últimos hechos que escuchó en su medio de noticias por cable favorito, que realizar un BIA.

Leer Más >>

Entonces, ¿Eres nuevo en el mundo de la resiliencia?

Este artículo es para aquellos que prefieren volver a ese Uber y continuar la fascinante conversación sobre el clima o sentarse a escuchar las repeticiones del tío David de los últimos hechos que escuchó en su medio de noticias por cable favorito, que realizar un BIA.

Leer Más >>