La intersección de la sostenibilidad y la gestión de riesgos

Una empresa que alinea sus objetivos financieros con sus esfuerzos ambientales puede disfrutar de beneficios duraderos. Puede generar beneficios y tener un impacto positivo en el medio ambiente. Además, la empresa puede destacarse de sus competidores y convertirse en líder de la industria.

La sostenibilidad y la gestión de riesgos pueden ir de la mano. Sin embargo, crear una estrategia de negocios que abarque la sostenibilidad y la gestión de riesgos puede ser complicado.

Con el enfoque adecuado, una empresa puede encontrar el equilibrio adecuado entre la sostenibilidad y la gestión de riesgos. La empresa puede cosechar los beneficios de esta estrategia en el futuro.

 

Cómo incorporar la sostenibilidad y la gestión de riesgos en una estrategia empresarial

Hay varias técnicas comprobadas que una empresa puede utilizar para integrar la sostenibilidad y la gestión de riesgos en su estrategia. Éstos incluyen:

  1. Auditar una estrategia de negocios

Echemos un vistazo a una estrategia de negocios y cómo puede abarcar la sostenibilidad y la gestión de riesgos. Una empresa que cuenta con procesos de sostenibilidad y gestión de riesgos puede evaluarlos. La empresa puede modificar estos procesos para reducir su consumo de energía y ser más respetuosa con el medio ambiente que nunca. También puede renovar su enfoque de la continuidad del negocio y la respuesta ante desastres para minimizar el riesgo.

Puede ser beneficioso consultar con expertos en gestión de riesgos y sostenibilidad tercerizados. Esto permite que una empresa reciba información sobre cómo puede incorporar la sostenibilidad y la gestión de riesgos en su estrategia. Además, los expertos en sostenibilidad y gestión de riesgos pueden ayudar a una empresa a implementar y gestionar su estrategia.

No dude en actualizar o reescribir una estrategia de negocios. La estrategia debe revisarse con frecuencia para que una empresa pueda mantener el ritmo en un mercado global en constante evolución. 

  1. Elija las tecnologías adecuadas

Invierta en tecnología que promueva la sostenibilidad y simplifique la gestión de riesgos de una empresa. Por ejemplo, un fabricante de automóviles puede utilizar la tecnología de impresión 3D para fabricar automóviles de manera sostenible y asequible. La tecnología se puede integrar en los procesos de desarrollo y fabricación de un fabricante de automóviles. También puede ayudar a la empresa a producir vehículos de calidad con un riesgo mínimo de errores.

Consulte una amplia gama de tecnologías para la sostenibilidad y la gestión de riesgos. Realice investigaciones y esté atento a las tecnologías que pueden ayudar a una empresa a aumentar su productividad y eficiencia sin romper su presupuesto.

Asegúrese de que la tecnología se implemente correctamente. Ayuda a desarrollar y seguir un plan de implementación de tecnología. Esto permite que una empresa incorpore gradualmente tecnología a sus operaciones. Limita el riesgo de errores a lo largo del proceso de implementación.

 

  1. Establecer un programa de reciclaje

Cree un programa de reciclaje que permita a la empresa reutilizar el exceso de inventario o los bienes obsoletos. El programa ayuda a una empresa a gestionar el riesgo de llevar existencias adicionales y hace que un negocio sea más sostenible.

Para iniciar un programa de reciclaje, realice una auditoría de residuos. La auditoría muestra a una empresa cuántos residuos genera y qué parte de estos se puede reciclar. Después de la auditoría, una empresa puede establecer objetivos del programa de reciclaje.

Considere cómo un programa de reciclaje puede ayudar a una empresa a recuperar el costo del exceso de existencias y reducir su impacto ambiental. Luego, la alta gerencia y los colaboradores pueden trabajar juntos para crear objetivos y determinar los pasos para lograrlos. Pueden mantener el programa, evaluar sus resultados y continuar buscando formas de mejorarlo, a la par que mejoran la sostenibilidad y reducen el riesgo en las operaciones de una empresa.

 

  1. Enseñar a los empleados sobre sostenibilidad y gestión de riesgos

Desarrolle un programa de capacitación que destaque cómo los empleados pueden contribuir a los esfuerzos de gestión de riesgos y sostenibilidad de una empresa. El programa puede educarlos en su importancia y proporcionarles materiales de capacitación que pueden usar para ayudar a una empresa a obtener el máximo valor de estos esfuerzos.

Ofrezca a los colaboradores la oportunidad de hacer preguntas sobre la sostenibilidad y la gestión de riesgos. Una empresa puede organizar sesiones de lluvia de ideas en las que los trabajadores pueden comunicarse y colaborar sobre estos temas. Estas sesiones se pueden realizar periódicamente. Pueden ayudar a una empresa a encontrar nuevas formas de mejorar sus iniciativas de sostenibilidad y gestión de riesgos.

Proporcione información sobre la resiliencia organizacional también durante la capacitación de los empleados. Los trabajadores pueden desempeñar un papel clave para ayudar a una empresa a mantener un enfoque sostenible y protegerse contra el riesgo. Pueden ayudar a que la empresa siga siendo resistente, independientemente de los desafíos que enfrente.

Priorizar la sostenibilidad y la gestión de riesgos

La sostenibilidad y la gestión de riesgos marcan la diferencia para las empresas de todos los tamaños y en todas las industrias. Una empresa que prioriza la sostenibilidad y la gestión de riesgos puede hacer que ambas sean partes clave de sus operaciones. En este punto, la empresa está bien equipada para reducir su consumo de energía y sus costos operativos. Esto no solo ayudará a mejorar el resultado final del negocio, sino que también contribuirá en gran medida a generar lealtad a la marca y confianza con sus consumidores. También puede proteger contra errores que, de lo contrario, dañarían la reputación de su marca y sus resultados.

Una empresa puede hacer de la sostenibilidad y la gestión de riesgos las principales prioridades. Desde aquí, la empresa puede diseñar estrategias con estos temas al frente de sus operaciones. La empresa puede entonces tomar las medidas adecuadas para ser más sostenible y gestionar el riesgo con precisión y cuidado.

Katie Brenneman es una escritora apasionada que se especializa en contenido relacionado con el estilo de vida, la salud mental, la educación y el ejercicio. Cuando no está escribiendo, puede encontrarla con la nariz enterrada en un libro o paseando con su perro, Charlie. Para conectarte con Brenneman, puedes seguirla en Twitter.

 

Comentarios

Deja un comentario

COMPARTIR

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Entonces, ¿Eres nuevo en el mundo de la resiliencia?

Este artículo es para aquellos que prefieren volver a ese Uber y continuar la fascinante conversación sobre el clima o sentarse a escuchar las repeticiones del tío David de los últimos hechos que escuchó en su medio de noticias por cable favorito, que realizar un BIA.

Leer Más >>

Estructurando las comunicaciones de continuidad

Este artículo es para aquellos que prefieren volver a ese Uber y continuar la fascinante conversación sobre el clima o sentarse a escuchar las repeticiones del tío David de los últimos hechos que escuchó en su medio de noticias por cable favorito, que realizar un BIA.

Leer Más >>